Encuentro de Maite Uribe con la amplia Institución Teresiana en Jaén.

Era el tercer encuentro de los programados en esta ciudad, el de la Unidad Asociativa que volvió a llenar el salón, esta vez con más aforo que en la mañana cuando se encontró con la Asociación Primaria. Además de las personas de la AP, que pertenecemos a la ciudad, estaban las personas que pertenecen a ACIT, MIT, Acit Joven, y otras personas allegadas por la afinidad al carisma y la amistad.

Comenzamos con un saludo con contenido. En primer lugar, Lina Piñar, Directora de Ámbito hizo una presentación a Maite de la realidad que la acogía. El Equipo de Coordinación Local ofreció una presentación proyectada con las distintas realidades de misión de la Institución Teresiana en Jaén, en la que estamos implicados todos los que compartimos la misma vocación y muchos colaboradores con los que contamos de forma incondicional. En la misma presentación, iban trabadas imágenes y selección de textos. Lo que Pedro Poveda, nos decía, de “puño y letra” definiendo e impulsándonos a la misión.

Aquí, en tierra de “raíces” por historia, por los protagonistas y por la Obra, resonaban con fuerza las palabras de Pedro Poveda y Josefa Segovia, ¿solo las palabras?, también sus respectivas personas. Aunque Pedro Poveda tiene muchos escritos fundantes en Jaén, en la sala quedó resonando la frase final: “vi el dedo de Dios en todo y aunque me cuesta muchos sacrificios esta casa, no me arrepentí jamás de haberla fundado”.

Minoría profética encarnada en la sociedad en el momento presente

Maite agradeció y compartió con nosotros los ecos que le había provocado la presentación. Esta “minoría profética” que queremos ser, estamos empeñados y empeñadas en seguir aportando a la Iglesia local y a la sociedad de Jaén nuestro carisma vivo y encarnado en las personas que nos toca vivir el aquí y ahora de la evangelización. Nos informó también de los ecos que se van teniendo sobre la película “Poveda” a nivel de sociedad universal.

Pasamos a tomar un piscolabis para dar espacio a que Maite saludara a personas y grupos, con la cordialidad y cercanía que da sentirnos formando parte de la familia IT en Jaén.

Encarnita Molina.
Jaén, 19 de marzo.