Síguenos en y

fortalezayamor2.jpg

orando

Caminamos con el Dios de la Vida.
Necesitamos y confiamos en la fuerza poderosa y gratuita de la oración, en palabras de Poveda, es “la única fuerza de que dispone la obra teresiana”.
En este tiempo hasta las Asambleas nos encontramos y nos vinculamos todos y todas en esta súplica que dirigimos al Dios de la Vida.

pdf accesible en la imagen