Síguenos en y

Web1 copia

#DíaDelLibro en Casa 2020. “En memoria de los que se nos han ido… y agradecimiento a todos sus cuidadores”, Maricarmen Abad Luque envía este poema titulado ¡Qué fuerte! “He oído esta expresión a gente joven y hasta entre mis alumnos y compañeros, pero no sabía adaptarla a mi comunicación”, nos dice.

Con este texto concluímos la publicación del #DíaDelLibro en Casa 2020. Damos gracias a todas las personas que han colaborado en esta iniciativa.

¡Qué fuerte!
Hoy no tengo palabras adecuadas para expresarme
me sale profundamente un ¡qué fuerte!
¡qué fuerte lo que estamos viviendo como humanidad…!
en el aquí y el ahora,
en este mundo tan mundial.
¡Qué fuerte!...

Se me han ido un montón de amigos,
familiares, vecinos y desconocidos,
se han ido hechos números de coronavirus;
algunos eran árboles recios de mi camino,
eran vida, eran arrimo,
eran versos y canción,
eran pan y vino compartido,
eran envío y misión …
¡Qué fuerte, Señor...! ¡Qué fuerte!

Todos se han ido en silencio,
sin contactos,
desnudos hasta de un beso frío,
de un funeral,
desvestidos de un duelo sentido,
sólo el arrope de la oración, -sólo Dios basta-
y el recuerdo agradecido…
¡Qué fuerte, Señor...! ¡Qué fuerte!

En este tiempo,
con tantos sentimientos confinados,
tantos sufrimientos sostenidos,
tantos llantos…,
¡todos traspasados!
por tu Pascua, tan singular y distinta,
-tal vez más Pascua que nunca-,
enroscada en la fe con una brizna de esperanza …
¡Qué fuerte, Señor...! ¡Qué fuerte!

¡Tú, Señor de la vida!,
alienta mi cirio pequeño,
consuela mi esperanza,
la que ahora tengo por dentro...
¡Qué fuerte, Señor…! ¡Qué fuerte!