Síguenos en y

Web1

#DíaDelLibro en Casa 2020. Hoy Mercedes Giménez Raurell nos regala un texto inédito.

WebBusco y deseo caminos

“Caminante, no hay camino; se hace camino al andar”

Desde que empecé a caminar busco y sigo buscando. Hay una vida en mí, fuerte e ilusionada, que acelera cada día mis pies.

Quiero pasear el camino de la admiración. Disfrutar con el pájaro, la flor, la montaña, el mar, el arte. Contemplar la sonrisa de un niño, la emoción del primer beso, la complicidad con que se unen dos manos cargadas de años.

Quiero construir el camino de la justicia. Seguiré levantando mi voz verde para que cambie algo en este caótico sistema. Velaré para que en mí no anide la venganza; tengo experiencia de que es mala hierba. Lavaré mis manos y mi corazón para que mi rabia y mi lucha empujen con todas sus fuerzas la llegada de un mundo más justo y más humano.

Quiero recorrer el camino de la verdad. Vivir mi hoy; ni mañana ni ayer. Hoy humildemente, sencillamente lo que hay. Acoger cada momento y vivirlo a tope. ¡Qué atractivo y, a la vez, qué difícil reto!

Quiero descubrir el camino de la libertad. Soltar las culpas, olvidar los miedos, atreverme a ir conmigo por donde nadie ha ido.

Quiero escalar el camino de mi singularidad. Ser quien soy, yo, toda yo y solo yo. Responsabilizarme de mi propio crecimiento, de la misión que me toca, de lo que no se hará si yo no lo hago.

Quiero trenzar el camino de la fraternidad. Aportando lo mío, quiero unir mi tejido a otras telas para formar el gran manto que vista a cada hombre, a cada mujer, con las galas de su dignidad.

Quiero danzar el camino del agradecimiento. Al asomarme hoy con vosotros al mapa de mis senderos, puedo compartiros que hay avances y retrocesos, sol y tormentas, pero, sobre todo, hay encuentros: lugares, paisajes, personas que van conmigo, que son mi apoyo, mi aire fresco, mi abrigo. Gracias, compañeros en esta caravana peregrina con la que todos juntos llegaremos a ver cumplidos los mejores deseos de nuestro corazón. Os invito a la danza, festejad conmigo tanto bueno como se nos ha regalado.