Síguenos en y

3Web

“El arte no cambia nada, el arte te cambia a ti”, David Lynch. Día Mundial del Arte

Aprendiendo el arte de vivir y aplaudiendo a todos los grandes y pequeños artistas que desde sus hogares no apagan la llama del arte que sostiene la vida, celebramos el Día Mundial del Arte 2020 que nace en 2012 con la intención de “dar a conocer la importancia que tiene el arte y sobre todo el pensamiento creativo, para la evolución del pensamiento humano y la resolución de los problemas que nos aquejan”.

Y ¡vaya si no vivimos situaciones que nos aquejan, nos duelen, nos confunden…! Ojalá oigamos también la llamada que hoy nos hace el arte de mil maneras a la búsqueda creativa de soluciones que pasan por la unión, por el perdón, por construir juntos dejando intereses particulares a un lado, por reinventarnos, por vivir la solidaridad a tope, por seguir nombrando y luchando contra el mal en todas sus formas. Porque “el arte no cambia nada, el arte te cambia a ti”, dice David Lynch.

Nos toca aprender a vivir haciendo de nuestra vida una obra de arte. Y la alegría es un color fundamental. Es difícil hablar de la alegría en este tiempo, sí; pero se trata de ese estado de ánimo que crea la paz del corazón, la confianza, la sabiduría de quien entiende que, en toda circunstancia, se puede crear una atmósfera de esperanza y no de abatimiento, de serenidad y no de tormenta, de belleza y no de caos. Toca poner belleza, arte, color a la vida y Poveda recuerda que “sin alegría perderá el brillo todo lo que realices”. Y hemos de brillar con la luz de quien venció a la muerte, regalando su luz en esta noche que nos cerca.