Síguenos en y

WEB1

A partir de mediados de marzo, en el Proyecto Rajab se comenzó una etapa imprevisiblemente nueva, con el reto de reinventar las actividades proyectadas, incluidas las que teníamos previstas con jóvenes, con nuevas luces y mucha esperanza. Después de la participación de algunos jóvenes en el I Foro de Jóvenes de la Institución Teresiana y el compartir posterior en la ciudad de esta experiencia, se hizo necesario repensar la articulación y encuentro de los diferentes grupos juveniles.

En esta etapa de confinamiento, la vida ha seguido su curso, aunque de otra manera.

Dimensión Socioeducativa

Se interrumpieron las clases presenciales de español y la atención en las aulas de apoyo escolar.  El acompañamiento se ha seguido vía telemática en muy pocos casos, ya que la inmensa mayoría carecen de internet y de ordenador en sus casas. La atención a los casos seguidos ha sido diaria y en esta tarea han colaborado voluntarios de Rajab, fundamentalmente en matemáticas, lengua e inglés. En otros momentos el acompañamiento ha sido vía WhatsApp.No se ha podido atender a mayor población por falta de medios; por esta razón, Rajab se ha adherido al pronunciamiento Escolares en el abismo del Área Social de la Institución en España.

La clausura del curso escolar se hará mediante un video, vía WhatsApp. En el mes de septiembre, desde el Proyecto se convocará a quienes han asistido asiduamente a las clases durante el curso y se les entregará el certificado de asistencia y avance en el aprendizaje del idioma. Este certificado se lo exigen en la Oficina de Extranjería, junto con los restantes documentos a presentar, para regular su situación. Posteriormente se inaugurará el nuevo curso escolar, presencialmente o vía on-line según proceda.

Para el nuevo curso 2020-21 se reducirán los grupos atendiendo a niveles de aprendizaje; aunque supondrá un mayor refuerzo de voluntarios, sin duda será una gran ventaja para todos los participantes. Todo ello plantea un nuevo reto en orden a la convocatoria de nuevos voluntarios que puedan unirse y enriquecer este equipo. Merece la pena participar y contemplar la vida que fluye y se comparte,esos pequeños progresos de cada uno y del grupo.

Dimensiónde Acompañamiento

Es la dimensión que más se ha fortalecido en este tiempo y será imprescindible mientras dure esta situación de crisis. Por teléfono y WhatsApp, se ha seguido a un gran grupo de familias, y más asiduamente a un grupo de especial vulnerabilidad dentro del conjunto, en temas de atención primaria.

Rajab actuado como mediación en la atención complementaria de Cruz Roja, Cáritas y otras entidades. Estableció diálogos con el alcalde del Ayuntamiento de Jaén para exponer la necesidad de acogida a las personas sintecho (algunos, alumnos de nuestro centro) en el albergue municipal durante esta etapa. Antes de la pandemia, estas personas pernoctaban en la Casa de acogida Nuestra Buena Madre y comían en el Comedor Santa Clara, ambos centros gestionados por Cáritas, donde también colaboran voluntarios de Rajab.

Se ha establecido conexión con la Oficina de Extranjería y el sindicato UGT buscando información sobre las gestiones necesarias para la solicitud de trabajo agrario en esta temporada. Sorprendentemente continúan acudiendo mujeres que solicitan trabajo como internas y encuentran en Rajab un espacio de mediación e información. Igualmente se ha acompañado en asuntos sanitarios, de vivienda, donaciones de muebles… a alguna familia que ha solicitado ayuda y se ha contado con la solidaridad de los propios alumnos del centro, facilitando el transporte, o mediando como traductores con el proyecto para exponer necesidades de sus compañeros.   

Dimensión Interrelación y Diálogo Intercultural

Rajab se ha hecho especialmente cercano en este tiempo del Ramadán de forma personalizada con las personas que forman parte del proyecto a través del móvil y WhatsApp. No se han podido realizar los encuentros de tipo celebrativo y de carácter intercultural que forman parte de la esencia del Centro, pero que se recuperará tan pronto como sea posible atendiendo a las informaciones que lleguen de las autoridades sanitarias y del gobierno.

Web 2

Acción en Red

En esta etapa se ha seguido participando a nivel virtual en los Círculos de silencio, manifestando solidaridad con las personas refugiadas y migrantes, en conexión con el Secretariado de Migraciones e InteRed, hasta que sea posible encontrase de nuevo en la Plaza de la Constitución cada tercer martes de mes.

Subrayados en clave de futuro

Y ahora que la vida retoma poco a poco de nuevo su ritmo, llegan nuevos retos que son nuevos aprendizajes. ¿Cómo retomar de nuevo con responsabilidad el ritmo de los encuentros a todos los niveles? Nos hacemos los siguientes subrayados en clave de futuro:

  • Reforzar la acogida, formación y acompañamiento a jóvenes extranjeros no acompañados, antes y después de cumplir los 18 años manteniendo una acción en red con los Centros de Protección donde viven y con otros grupos y entidades, especialmente con el Secretariado de Migraciones.
  • Organizar una nueva propuesta de Talleres de Informática y Corte y Confección de gran interés para las mujeres que ya han aprendido el español.
  • Fortalecer la mediación en procesos de la vida cotidiana a todos los niveles, en esta etapa de profunda crisis económica y social que agrava aún más la situación de vulnerabilidad de las personas inmigrantes.
  • Mantener acciones de sensibilización y difusión del Proyecto Rajab en Centros escolares y en otros espacios.
  • Impulsar la convocatoria y formación del voluntariado, con el fin de dar una respuesta adecuada a las nuevas necesidades.

El contexto actual nos urge a un caminar conjunto donde todos y todas cooperemos en el cuidado de la casa común que compartimos. Rajab une su voz a toda llamada a salir de la espiral de destrucción en la que estábamos envueltos. Se hace urgente la cooperación en esta nueva dirección, como algo constitutivo de nuestra propia humanidad. Este será el aprendizaje más profundo; volver de nuevo a la misma espiral sería aún más destructivo.

Y, en medio de todo, la llamada a permanecer en la esperanza, una esperanza, ahora más que nunca, activa y lúcida. 

Información facilitada por el Proyecto Rajab