Síguenos en y

actovalenciainstitucionalEl Colegio El Armelar de la IT en Valencia continúa desarrollando las actividades programadas con motivo de su 50 aniversario. En este marco tuvo lugar el pasado 15 de febrero un acto institucional al que estaban invitadas todas las personas que por diferentes razones se saben y sienten vinculadas al Colegio.

“Cincuenta años educando, acompañando y transformando: Conversaciones de vida y compromiso” un título que, además de orientar dicho acto, se fue llenando a lo largo de la tarde de contenido, conjugando la palabra evocadora e interpelante, el arte y la música.

El escenario del Salón Centenario invitaba a los asistentes a abrir todos los sentidos y a disfrutar de la tarde. El acto se inició con la interpretación musical al piano de Go the distance (Banda sonora de “Hércules”) a cargo del pianista Pablo Monteagudo, alumno del Practicum de Secundaria, quien fue el encargado de acompañar musicalmente diferentes momentos de las Conversaciones.

José Vallés Peralt, profesor del Centro guió con maestría y cariño el acto y moderó las diferentes intervenciones. Todas ellas compartieron como eje común la incidencia y aportación de la pedagogía povedana a la formación de las personas y a la transformación de la realidad.

estradoconversacionAcompañar y alcanzar metas comunes

Mª Dolores Valencia, miembro de la Institución Teresiana y doctora en Educación dirigió las palabras introductorias; entre ellas transmitió que “la misión de la Institución toca nuestras vidas" y situó el aniversario del colegio en esta misión. Recordó cómo “el río” de la Institución Teresiana lleva en su caudal tres dimensiones de crecimiento: educar, acompañar y transformar. "El Armelar forma parte de un sujeto colectivo, afirmó, la Red de Centros de la Institución Teresiana, que quiere vivir la pasión por la educación en su profunda repercusión en nuestras sociedades".

“Acompañar es acercarse al terreno sagrado de la persona y su misterio. Acompañar procesos educativos de personas grupos y culturas en ocasiones lentos, complejos e incluso conflictivos. Acompañar el magnífico y apasionante proceso de enseñanza y aprendizaje". En esta dimensión invitó a ser agradecidos por poder experimentar que nos acompañamos mutuamente en tantas ocasiones para hacer el bien, para alcanzar metas comunes.

“Transformar es hacer cambiar de forma. La Institución Teresiana desde su nacimiento reconoce la fuerza transformadora de la educación en el cambio cultural y social y su papel en los procesos de formación de sujetos como personas autónomas y actores sociales con capacidad de participación ciudadana, de toma de decisiones en los espacios públicos y de creación de vida digna para todos".

Concluyó Mª Dolores con unas palabras de brindis que, de forma simbólica, lo hacía San Pedro Poveda. Y al levantar la copa oímos sus palabras: “El amor de Dios inspiró la idea. Él os mantiene perseverantes, Él os hace fuertes y Él os llevará a la meta”. Pedro Poveda

cuadro alconversarEntonces, la interpretación de Truman sleep (Banda sonora del “Show de Truman") trajo a la memoria el recuerdo agradecido a todas las personas que forman parte de la vida y la historia del Colegio y que ya no están entre nosotros.

La voz del alumnado

Seguidamente tuvieron lugar las intervenciones de tres Antiguos Alumnos/as: Amparo Galvis, Rectora de la Universidad Europea; Santiago Isarria, Médico radiólogo; e Isabel Tena, Magistrada. Con sus palabras comunicaron y dieron testimonio de lo que había supuesto en su vida personal y profesional su proceso de formación en el colegio desde las claves povedanas.

Transcribimos algunas de sus palabras:

“Hablar de educación es hablar de humanidad, de un camino que marca nuestra vida y la de los que nos acompañan en el camino, (…) fui alumna de este colegio y disfruté no sólo de lo que aprendí sino de cómo lo aprendí”.

“La relación cercana del profesor más allá de lo estrictamente académico, valor añadido de este Centro, generaron en mi una inquietud intelectual que hizo que apreciara en la Medicina la dualidad de la vertiente científica y humanista”.

“Me llevé del Colegio: en la forma, el convencimiento de que el ejemplo es el vehículo más eficaz en la educación. (…) En el fondo un mensaje, el de Poveda, que apuesta por: la perseverancia; la alegría; la igualdad y en ella la promoción de la mujer; la inclusión de todos, en especial de los vulnerables y empobrecidos; la reivindicación de lo justo, bien entendida y bien ejercitada; las buenas formas; el cristianismo humanista (…)”

Las intervenciones dieron paso a una conversación entre los cuatro participantes y el público asistente moderada por el conductor del acto.

Begoña Fernández-Cañada, profesora del colegio, dejó fluir el pincel y los colores para dar vida a su creación artística, expresión de los valores mencionados en el transcurso de las conversaciones.

La palabra del arte y el encuentro afectuosoabrazovalencia

La interpretación musical de Sweet child of mine, canción del grupo "Guns&roses" y la explicación de la pintura creada durante el evento fueron el cierre de un acto entrañable e inspirador, lleno de vida y experiencia y abierto al futuro con gran esperanza.

Tras el acto institucional se degustó en el comedor del colegio un vino de honor preparado con mucho esmero por Colevisa para la ocasión.

La tarde del viernes 15 de febrero estuvo marcada por el encuentro afectuoso y agradecido. Fue una gran alegría contar con la presencia de Ángela Alonso, primera directora del colegio El Armelar. Los reencuentros, recuerdos compartidos, abrazos y conversaciones entrelazadas, fueron los grandes protagonistas finales de esta entrañable y significativa celebración.

Aquí puede acceder a un montaje con más imágenes del acto.

Equipo El Armelar.
Valencia, 22 de febrero 2019.