Síguenos en y

apertura100teruelLa conmemoración del primer Centenario de la Institución Teresiana en Teruel, vivido con especial énfasis desde el centro educativo de la IT en esta ciudad, que desde los años setenta lleva el nombre de Victoria Díez, es un acontecimiento que recoge parte de la historia que nos sostiene, del compromiso con la educación mantenido a lo largo del tiempo, y del reto actual al que nos enfrentamos para formar personas conscientes de la necesidad de articular fuerzas.

actocultural patioActo cultural con acento educativo

Los actos para celebrar estos cien años de andadura comenzaron la tarde del 9 de noviembre en el Claustro del Obispado con un encuentro cultural a cargo de dos personalidades reconocidas dentro del ámbito de la educación, Consuelo Flecha y Raquel Osorno.

Ambas, expertas en el área de la enseñanza y miembros de la Institución Teresiana, han logrado que esta jornada se convierta en un homenaje a toda la comunidad educativa y, también, en un momento de reencuentro entre antiguos alumnos, profesores, miembros de la Institución procedentes de diversos lugares de España y demás amigos. A tenor de los participantes, el éxito de las conferencias ha recaído en las interesantes aportaciones que las ponentes han suscitado entre todos los asistentes. El público acudió con el interés que despierta la Pedagogía Povedana, tan actual e innovadora que desde sus bases sigue estando en la vanguardia

El alumnado ofrece su música

El acto fue amenizado con el acompañamiento e interpretación musical de diversas piezas a cargo de profesores y alumnos del Colegio Victoria Díez. Con su música mantuvieron atentos a los espectadores y al terminar, los aplausos los despidieron para dejar paso a la siguiente intervención. Siendo ejemplo del estilo cooperativo que nos caracteriza. Durante el acto cultural, no existieron límites para aquellos que desearon expresarse, hacerse visibles y compartir sus vivencias.

Antes de que finalizara el programa se celebró también un Vino de Honor que permitió compartir momentos desde la cercanía y la sencillez. Entre los comentarios de los allí presentes se escuchaba un “¡Ojalá hubiera más eventos como este!”. Así, supimos de inmediato que se había cumplido el objetivo: crear un espacio de expresión para visibilizar la educación desde la libertad, la creatividad y el compromiso. Con trova contemporánea finalizó el encuentro. Pero si bien es cierto, que los eventos de este centenario apenas comienzan. Como ya decía Pedro Poveda en 1913: “Hay que hacer agradable la vida y hacerlo de todo corazón”.

Victoria Díez nos habla hoy

En la tarde noche, tuvimos la sorpresa y emoción de asistir a la interpretación del Monólogo “Victoria Díez” escrito por Luis A. Giménez Alamán, interpretado por la actriz Raquel Vicente, con la dirección escénica de Diego Collados. El teatro, al completo, vibró con la vida de Victoria contada con mucha verdad y humanidad y traída al hoy con la fuerza que tiene la coherencia de una vida comprometida con la educación en clave de evangelización y compromiso social… un acto precioso donde todos vivimos que, con Victoria, siempre la vida puede más.

El sábado 10, especialmente quienes se desplazaron desde otros lugares, disfrutamos el paseo por Teruel, su arte y su gastronomía conviviendo con turistas y personas de la ciudad que nos acogía con cariño.

musicaenel patioCon la Iglesia local

Cariño y afecto especial que también hemos visto manifestado en la corporación local, su alcaldesa, la prensa, y la Iglesia local, que han estado muy presentes en todos los actos. Como cierre de estos dos días entrañables, en la tarde del sábado celebramos la Eucaristía de acción de gracias en la Catedral, también desbordada: la comunidad educativa en pleno, alumnado de todos los tiempos y muchos amigos y amigas, mucha gente de pie, porque sobrepasamos el aforo.

eucaris teruel100El obispo de la diócesis, D. Antonio Gómez Cantero que había participado en todos los actos del Centenario, presidió esta celebración de la fe en la que hemos sentido y vibrado con las palabras de la segunda epístola de Pedro que comentara San Pedro Poveda «Vosotros, pues, aplicando todo cuidado, juntad a vuestra fe, virtud, y a la virtud, ciencia. Y a la ciencia templanza, y a la templanza, paciencia, y a la paciencia, piedad.» (2P 1,5-6)

Como expresamos en la monición de entrada de la Eucaristía, “la idea buena de Pedro Poveda que llegó a Teruel hace 100 años hoy es una realidad que nos llena de alegría y gratitud... Sentimos que Pedro Poveda nos ha conducido, nos ha orientado el rumbo en este camino y nos sigue indicando dónde está la raíz y el horizonte, el sentido de vida plena que es Jesús y su misión. Y junto con Poveda, nos acompaña Victoria, mujer, valiente y cercana, para nosotros compañera cotidiana”.

IT Teruel.
11 de noviembre, 2018.