Síguenos en y

visitaCanizaresEl pasado día 8 de junio, víspera de Pentecostés, la Institución Teresiana en Valencia, encuadrada en el Foro de Laicos, ha participado en el “areópago” donde una veintena de grupos y movimientos vinculados a las delegaciones de Apostolado Seglar y Foro de Laicos, a la Acción Caritativa y Social, Pastoral Familiar y Enseñanza de la archidiócesis, han querido mostrar, en la Plaza del Palau en el centro histórico de la ciudad, el compromiso con algunas de las urgencias de nuestra sociedad.

Significado especial

Iniciada la experiencia el 2018, esta convocatoria ha tenido para los miembros de la Institución Teresiana, con el Colegio El Armelar e InteRed, un significado especial en referencia a las líneas de misión subrayadas en España. Se nos ha hecho muy presente el compromiso de “tejer redes de fraternidad en el mundo: diversidad, inclusión, diálogo e igualdad con la potencialidad y urgencia del trabajo con otros”.

rollupvalencianoLa información presentada en los roll-up, las publicaciones que hemos ofrecido, la comunicación con quienes se acercaban o con aquellos a quienes salíamos al encuentro, la visita a las carpas del Cardenal Cañizares y del obispo auxiliar que impulsa el laicado, y de miembros de otras organizaciones, han hecho posibles encuentros y re-encuentros.

Desarrollar la vocación recibida

Con estas palabras expresaba su vivencia uno de los miembros de la Institución Teresiana: presencia del Espíritu Santo en las “diversas lenguas”, acercando a cada hombre y mujer de nuestro tiempo, el mensaje evangélico del amor, el perdón y la misericordia, tal como lo vivieron Pedro Poveda y Josefa Segovia y viven hoy nuestros “santos de la puerta de al lado”. AreopagoInteRed

Estábamos por segundo año, conscientes del mundo tan velozmente cambiante, compartiendo nuestro carisma con alegría, sencillez y gratuidad, queriendo ser nosotros los primeros evangelizados; en nuestras maneras de actuar y de vivir más pobre y solidariamente, para llegar a todos.

Ojalá nuestra presencia haya sido la “buena noticia” del Dios Amor, de la que dan testimonio nuestras obras con los más necesitados y con todos los que tienen hambre y sed de mejor formación en valores tan escasos en el mundo de hoy. Que nunca dejemos de hablar en la Institución, en la Iglesia y en el mundo, el lenguaje que todos entienden, sin discriminación de razas, sexo o religión.

La experiencia nos ha fortalecido en nuestro compromiso de apoyar el desarrollo de la vocación laical que hemos recibido, implicándonos en las oportunidades que se nos presenten hacia el Congreso del Laicado en España.

Ángel Lorente y Loreto Ballester.
Valencia, 15 de junio 2019.