Síguenos en y

CulturaDDHH 

10 de diciembre, 2019

Para celebrar el día de los Derechos Humanos, el Área Social de la Institución Teresiana en Madrid y el Colegio Mayor Padre Poveda convocaron a la conferencia “Construyendo Cultura de los Derechos Humanos. Ética, política y movilización”, por D. Sebastián Mora, profesor de la Universidad de Comillas de Madrid y ex Secretario General de Cáritas.

Los DD HH son insuficientes, pero imprescindibles.

Así comenzaba Sebastián recordándonos que los DD HH han nacido como una declaración de intenciones, pero no exigibles. En su origen son más liberales que sociales, más endocéntricos y patriarcales. En el tiempo, se construyeron varias formulaciones y hablamos ahora de primera, segunda, tercera y cuarta generación. Pero siguen siendo frágiles, fluidos y débiles.

Mapa de los DD HH en España.

Sebastián considera que están peligrosamente en caída y especialmente en estos tres aspectos: la administración de la justicia, la desigualdad territorial y los colectivos vulnerables (migrantes y refugiados, colectivos LGTBI, mujeres).

Hemos relativizado los DD HH. Hay un colectivo de pseudo-ciudadanos. No son ciudadanos de plenos derecho y el estado no está obligado a “otorgar” derechos. De alguna manera banalizamos el mal y la dignidad deja de ser un atributo de la persona; el estado no la reconoce.

Frente a las tres “D”, la política de las tres “R”

¿Dónde es más apremiante el desarrollo de los DD HH? Frente a las tres “D” (desigualdad, discriminación, deslegitimación) Sebastián plantea la política de las tres “R”: redistribución (economía), reconocimiento (identidad) y representación (poder).

Insiste en que necesitamos generar cultura de los Derechos Humanos. Conformarnos como grupos que alientan este “paracaídas” de los DD HH…

  • en la ruta ética reflexiva, normativa y antropológicao
  • en la ruta política; porque el abandono de la política es el abandono de la humanidado
  • en la ruta de la movilización; pues lo que no está movilizado, no existe.

Durante el coloquio nos hace dos llamadas:

  • a despojarnos del falso optimismo “porque hay que respetar el dolor de la gente”; pero sí a vivir la esperanza que nos exige mirar de frente la realidad sin negar la cruz.
  • a “empujar desde abajo” este hermoso paracaídas con tres pequeños-grandes gestos:
    • Compartir (¿qué comparto?, ¿con quién comparto?
    • Crear comunidad. Comunidad que tiene capacidad de inclusión, de ternura…
    • Movilización (¿Con quién me movilizo y para qué? ¿Con quién genero alianza y para qué?

Hay pequeñas cosas que cambian grandes cosas.