La conmemoración de un centenario nunca es un mero ejercicio de memoria. Reta a la reflexión, al relanzamiento, a nuevas iniciativas y a nuevas energías. Hoy, en 2024, como lo fue en 1924 la Aprobación Pontificia, el centenario representa un lanzamiento no solo a la fiesta, sino a la acción. Múltiples iniciativas, tanto de dentro como de fuera de la Institución, han surgido en esta ocasión.

Puede acceder y descargar aquí el boletín de noticias del mes de abril.