Con esta reseña, el Departamento de Comunicación estrena Entre líneas un espacio abierto para presentar esos libros que nos acompañan en nuestros ratos libres. Mercedes Giménez Raurell entró en su biblioteca y desempolvó este clásico. Sí, se trata del diario escrito por Anne Marie Frank. ¿Te animas a entrar en tu biblioteca y mostrarnos tu libro favorito? ¿Te gustaría comenzar un club de lectura con tu gente?

¿Quieres adentrarte en la experiencia de confinamiento contada por una niña de 14 años desde 1942 hasta 1944? Ella y su familia consiguieron un escondrijo en unas habitaciones traseras, abandonadas y aisladas, de un edificio de oficinas de Ámsterdam, donde permanecieron ocultos durante dos años. No se escondían del COVI-19, sino de otro virus mortal: la Gestapo.

El plumero ha entrado en la biblioteca…

…y ha encontrado un clásico: El Diario de Ana Frank.

Terminada la segunda Guerra Mundial, el padre de la prisionera de 14 años que falleció en el campo de concentración de Bergen-Belsen, vuelve a Amsterdam y encuentra el cuaderno que Ana (1929-1944) escribió mientras estuvieron escondidos (1942-1944). Su lectura nos asoma a la vida cotidiana de los personajes que se refugian en “la casa de atrás”.

Independientemente de los arreglos introducidos por el Sr. Frank, encontramos en él un lenguaje suelto y certero en el retrato de los personajes principales, una profunda introspección que nos desvela el alma de una adolescente, la escucha atenta de la situación en el exterior, que le preocupa y le abre a la crítica. Sin duda, esta chica, que en esos años de confinamiento escribió también varios cuentos, habría sido lo que quería ser: una buena periodista, una excelente escritora. Y lo es.

El texto original aparece en tres cuadernos escritos en neerlandés. Ha sido editado en varios idiomas y las ediciones se han multiplicado hasta el día de hoy. También ha sido llevado al cine y al teatro.

Yo leo y releo una 5ª edición de Editores Mexicanos Unidos del año 1981; he repetido en cine y teatro. Confieso que es uno de mis libros favoritos. Te invito a sumergirte entre sus páginas. Quizás nos impulse a ser más críticos, más atentos a la realidad y, ¿por qué no?, a ser más creativos.

Por Mercedes Giménez

¿Te ha gustado? ¿Has leído ya este libro? Esperamos tus comentarios.

Si quieres participar en Entre líneas, rellena este formulario. Envíanos una foto horizontal y de buena calidad donde aparezca la portada del libro -pon toda tu creatividad en marcha- al correo ibalfagonchamero@gmail.com. El equipo del Departamento revisará tanto el contenido como la imagen para su publicación y se pondrá en comunicación contigo si es necesario. Gracias por participar.