Una de las acciones del Proyecto Común de Misión (PCM) en Córdoba, en la línea de Familia, es la puesta en marcha del Programa SEPAS, un programa de acogida y acompañamiento para las personas que padecen, viven el dolor y sufrimiento derivados de una ruptura de pareja y que, a su vez, sienten la necesidad de ser aliviados desde la esperanza de una vida más plena y desde la luz que proporciona una fe en Cristo.

Este programa lo inició en 2014 un grupo de laicos, acogidos por el Centro Arrupe de Valencia. Se propone recorrer, en compañía de personas que han pasado por la misma experiencia, un itinerario que posibilita, a través de la fe, sanar las heridas provocadas por la separación o el divorcio. Se pretende que la persona pueda reconstruir las dimensiones que quedan afectadas (emocional, relacional y reflexiva) tras la experiencia de ruptura.

El programa encuentra inspiración en la parábola del buen samaritano que se encarga y carga con la persona herida, para luego llevarla a la posada donde será atendida para incorporarse de nuevo a la vida.

Los lugares de encuentro de los grupos reciben el nombre de ‘posadas’. La posada de Córdoba es la sede de la IT en Plaza de la Concha, donde nos reunimos cada quince días el grupo para participar en sesiones de encuentro en las que conversar sobre el tema propuesto. Se trata de contemplar, desde una espiritualidad ignaciana, la propia experiencia y adquirir las habilidades y compromisos necesarios para sanar las heridas abiertas y rehacerse de las propias cenizas.

Este programa pretende ser una de las realidades eclesiales portadora de esperanza, creadora de espacios donde recrear la existencia y abrir rendijas desde las que se derramen a manos llenas luz y misericordia (hospitales de campaña, en palabras del papa Francisco), donde se produzca la humanización de la ruptura.

El Programa SEPAS se desarrolla en el Centro Arrupe de Valencia y se ha extendido a través de la propia Compañía de Jesús (Centro Loyola de Alicante, Centro Pastoral Padre Arrupe de Málaga…), en colaboración con las diócesis (como las de Teruel, Albarracín, Cuenca…) o la Institución Teresiana en Córdoba, que lo incluye en su PCM desde el curso 19/20.

Damos las gracias a las personas que han elaborado el Programa y el itinerario formativo-vivencial que tanto bien está haciendo y a la IT en Córdoba que ha hecho posible que SEPAS sea una realidad en la ciudad.

Por Paco Campos

{jcomments on}