En el Congreso Nacional de Laicos Pueblo de Dios en salida, convocado y presidido por la Conferencia Episcopal española (Madrid, 14 a 16 de febrero de 2020), participaron alrededor de 40 personas de las distintas asociaciones de la Institución Teresiana (IT) y del MIT (Movimiento Institución Teresiana) que acudieron desde la Conferencia Episcopal, el Foro de Laicos, Delegaciones de Laicos o desde sus respectivas diócesis.

Durante estos días se trabajaron intensamente cuatro itinerarios: Primer anuncio, Acompañamiento, Procesos formativos y Presencia en la vida pública, hasta llegar a las conclusiones finales recogidas en la Ponencia final del Congreso: Un Pentecostés renovado.

Varias personas de la Institución participaron activamente en la preparación y celebración del Congreso como miembros de la Comisión de Contenidos, coordinadores de líneas temáticas, comunicadores de experiencias o participantes en la elaboración de la ponencia de clausura y conclusiones del Congreso.

Así se ha vivido 

No ha sido un congreso al uso. Ha sido más, un encuentro, en el que 2.000 laicos católicos comprometidos desde la fe en Jesús, venidos de todos los rincones de España, han compartido certezas, interrogantes y búsquedas de nuevas respuestas para vivir como Iglesia el Mensaje del Evangelio en medio de esta sociedad en la que estamos.

Hemos orado, celebrado, reflexionado y compartido, a partir de planteamientos, experiencias y testimonios.

Hemos vivido la experiencia iluminados por la luz del Espíritu y abiertos a la escucha de la Palabra y al mensaje que expresamente ha enviado el papa Francisco, en el que nos anima a “… vivir la fe no de forma individual, ni aislada, sino en la comunidad, como pueblo amado y querido de Dios”. Y termina su mensaje diciéndonos: “No tengan miedo de patear las calles, de entrar en cada rincón de la sociedad, de llegar hasta los límites de la ciudad, de tocar las heridas de nuestra gente… esta es la Iglesia de Dios, que se arremanga para salir al encuentro del otro, sin juzgarlo, sin condenarlo, sino tendiéndole la mano, para sostenerlo, animarlo o simplemente para acompañarlo en su vida”.

Ha sido una fuerte experiencia de la que hemos salido reforzados en nuestra vocación laical a la que somos llamados como pueblo a partir del regalo de la fe. Ahora toca hacer posible este Nuevo Pentecostés que ha quedado dibujado en las conclusiones.

Para más información 

En la Web del Congreso se puede acceder a todas las noticias, experiencias, intervenciones y celebraciones, así como documentos descargables: https://www.pueblodediosensalida.com/.

También se puede encontrar información y documentos del Congreso en la revista Ecclesia: https://www.revistaecclesia.com/

Ma. Dolores Muzás