El pasado mes de enero, nos reunimos en Santa María de los Negrales los Equipos Directivos de la Red de centros de la Institución Teresiana en España. El principal objetivo del encuentro era acercarnos al tema de la familia y en particular a la línea de acción establecida en la pasada Asamblea de todas las Asociaciones a.e., “Articular una propuesta formativa sólida y actualizada en materia antropológica, sociológica, psicológica, teológica y pastoral que permita a los miembros de la Institución (a nuestros centros) acompañar a las familias y dar respuesta a los desafíos que plantean la apertura y el diálogo con familias en las diversas periferias”.

Con la ayuda de Ana Berástegui, Doctora en Psicología e Investigadora en el Instituto Universitario de la Familia de la Universidad Pontificia Comillas (Madrid), propusimos una dinámica en dos tiempos que nos ayudara a identificar conjuntamente cuál debería ser hoy nuestro modo propio de mirar y relacionarnos con las familias; cómo rescatar una mirada que nos ayude a restablecer el puente con ellas y descubrir nuevos modos de acompañarlas en nuestro empeño común: la educación de sus hijos e hijas.

Para ello recorrimos algunas de las huellas del buen samaritano en su camino de Jerusalén a Jericó:

“Salió entonces un samaritano: le miró, le vio, sintió compasión y se acercó”.

Huella 1: “Lo vio”

Nuestra mirada a la realidad de las familias.

Qué pensamos de las familias; qué piensan las familias de nosotros.

Qué hacemos por las familias; qué hacen las familias por nosotros.

Huella 2: “Sintió compasión”

En clima orante, desde el deseo de “hacernos prójimos”, especialmente de aquellas familias que por diversos motivos se pueden haber quedado a un lado del camino, compartimos pensamientos, actitudes y/o miradas que nos alejan y nos apartan del camino.

Huella 3: “Se acercó y le curó las heridas”

Transformar nuestra mirada, volver a mirarnos, conectar con el deseo y esperanzarnos de nuevo, soñando nuevos espacios a ofrecer o cuáles transformar de los que ya tenemos.

Este primer día lo concluimos con una intervención de Camino Cañón, directora del sector de España de la IT, que nos ayudó a profundizar en los sueños que, como Institución Teresiana, tenemos en nuestro compromiso con las familias.

Desde el área de gestión de la Red de Centros nos presentaron posteriormente el nuevo proyecto de Servicios Centrales.

El segundo día lo comenzamos con la

Huella 4: “Cargó con él”

Claves desde las que soñar nuestro trabajo con las familias. Desde la oración recordamos la mirada de Teresa y de Poveda a su familia, a las familias destinatarias de la acción, a las familias de sus colaboradoras y a sus propias familias.

Continuamos con un espacio de trabajo por Equipos Directivos para aterrizar en cada centro esas cuatro miradas transformadoras, para continuar el camino y qué nuevos espacios ofrecer o cuáles transformar desde esas miradas.

Terminamos nuestro encuentro compartiendo con Ana Arancibia y Andrés González de InteRed, caminos posibles para seguir tejiendo redes y nos recordamos que estamos de fiesta en este curso celebrando los 100 años de presencia de la IT en Teruel y los 50 años del colegio El Armelar en Valencia.

Red de Centros.
Madrid, 25 de febrero 2019.