Desde Guadix, Isabel Sancho nos ofrece una crónica con los pasos que van dando -pequeños granos que van sembrando- en esta ciudad, en favor de inmigrantes y refugiados. Que desde este rincón povedano de España, tan cercano a las fronteras del sur europeo, siga creciendo la semilla de la solidaridad en nosotros.

REFUGIADOS. Crónica desde Guadix

En Guadix, la IT está implicada en lo que se va poniendo en marcha. Es poco, pero muy significativo para esta realidad poco dada a movilizaciones ciudadanas.

Hemos iniciado una plataforma de ayuda al refugiado, desde el mes de mayo pasado, que se reúne todos los primeros jueves de mes en la plaza del Ayuntamiento. Estamos contentos porque el círculo del silencio se va haciendo cada vez mayor y se va consolidando. La plataforma es plural y aconfesional. Se ha unido también el Imán de la Asociación islámica de Guadix. Yo represento a la IT en la Plataforma, pero el día del círculo todas están presentes y lo sentimos como implicación de todas.

Clases de español para inmigrantes

Este año el Centro Sociocultural Padre Poveda ha iniciado gratuitamente clases de español para inmigrantes. Nuestra sorpresa es que se han apuntado 18 mujeres. Se organizan por las mañanas cuando ellas tienen más disponibilidad horaria.

Para preparar los círculos el comité organizador nos reunimos antes y en estas sesiones vamos dando forma a nuestra acción. Hemos organizado un banco de datos de recursos que podemos poner al servicio de acogida de familias. Ahora tenemos ya dos casas disponibles y colegios disponibles. Otra cosa es el trabajo y la gestión administrativa.

En agosto vino Esteban Velázquez, el jesuita que tuvo que salir de Nador, y dio una charla en el Ayuntamiento. Ahora esperamos para el 18 de diciembre a José Luis Pinillas para que nos vuelva a hablar del tema.

La plataforma tiene como objetivos:

  • Sensibilizar a la ciudadanía para que tenga otra mirada sobre esta realidad. Guadix es muy cerrada de horizontes y su población soporta muchos recortes… Hay un sentir colectivo de que “vienen a quitarnos trabajo que no tenemos”.
  • Formar a la gente para que tengan respuestas y capacidad de discernimiento ante el tema y los medios de comunicación.
  • Ir creando una base de datos con los recursos disponibles.

Quisiéramos que el Ayuntamiento se una a la Red de municipios de acogida, y coordinar los recursos. Tenemos buena interlocución con CARITAS.

Esto es lo que vamos haciendo. Todo como el grano de mostaza y sin protagonismos ni alardes. Los protagonistas son ellos. Pero como me pedís que os relate, lo hago.

Un fuerte abrazo, Maribel.