Encuentros con Maite Uribe bañados por el Cantábrico Oriental

En el marco de la visita que la Directora General de la IT está realizando al Sector Nuestra Señora de Covadonga durante el año 2016, a principios de julio se desplazó a Santander, Bilbao y San Sebastián, al ofrecer la parte oriental de la cornisa cantábrica la posibilidad de acercarse, -con una inversión de tiempo y esfuerzo bastante razonable- a sus realidades de vida y misión.

En las tres ciudades han tenido lugar encuentros en los que Maite ha estado acompañada por Ana García Aguado, y la Directora del Ámbito 2, Marisol Fernández.

Bilbao

En Bilbao nos encontramos en la tarde del 30 de junio, en el lugar en de referencia de la plaza Moyúa.

El encuentro fue preparado con gran ilusión por parte de las personas de Bizkaia, convocadas por el Equipo de Coordinación Local: los miembros IT, el Comité de Intered y el equipo Permanente de un grupo de Antiguas Alumnas. Todos habíamos recibido con anterioridad un cuestionario con dos preguntas: ¿Cuáles son las preocupaciones de nuestro grupo? y ¿Cómo concretamos esas preocupaciones en nuestro compromiso diario?

Las respuestas al cuestionario, consensuadas en los distintos grupos y agrupaciones, se recogieron en un ppt con el que dimos la bienvenida a Maite y que sirvió de hilo conductor del encuentro.

Nos preocupa la injusticia (violencia, desigualdad, pobreza, paro…); el crecimiento de la IT (vivir y dar a conocer el carisma, responder a las necesidades de la sociedad, ampliar la relación con las AA…) , la formación (para “poder dar razón de nuestra esperanza”, para poder ser testigos de Jesús en un mundo multicultural y multireligioso, y a veces, en ambientes de intolerancia…) Las expresiones del compromiso con la realidad son diversas, pero inciden en una mirada a la misma con espíritu crítico, a lo cual ayuda la profundización en los documentos de la Iglesia y de la IT, -se destaca el plan de Preparación a la Asamblea de todas las Asociaciones- , apoyar los proyectos de la IT, etc… En la última diapositiva se nos invita a vivir el presente mirando con esperanza al futuro.

Al finalizar la proyección, Maite, valoró muy positivamente los tres aspectos en que nos habíamos fijado y nos invitó a expresar personalmente cómo vivimos, algunos de ellos, por ejemplo, la mirada crítica a la realidad. Subrayó que es verdad que la misión de la IT tiene relación con el hacer, pero tiene mucho que ver con el ser: el modo de mirar la realidad, de relacionarnos con los demás es vivir la misión, el espíritu de Jesús, se transparenta ahí. Fue un intercambio muy enriquecedor.

Entre los proyectos nuevos es de destacar los presentados por Intered: uno, con el objetivo de “salir a la calle”, como dice el papa Francisco, de ampliar el espacio: han presentado al alumnado del Colegio Ikasbide (el centro educativo de la IT en Bilbao) la ONG con el fin de continuar con el trabajo que desde el centro se hace en línea de educar para el voluntariado e, incorporando personas de las últimas promociones para que hagan de monitores de los más jóvenes, iniciar “Intered Joven”. Hay demanda de la gente joven, hay que darles respuesta. Otro proyecto, este subvencionado por el Gobierno Vasco, es la elaboración de material didáctico sobre la “Pedagogía del cuidado”, en colaboración con personas de diversos países de América.

Maite nos anima a apoyarnos mutuamente, a avanzar en la articulación, a invitar a otros, a buscar nuevos modos de vinculación con la IT. Nos habla de la incipiente presencia de la IT en países como Canadá o Cuba, por caminos inesperados.

Una alusión de Maite a una foto de Josefa Segovia, nos dio ocasión para presentar, tanto a ella como a Ana, la pequeña sorpresa que teníamos preparada para agradecer su visita: una fotografía original de Josefa Segovia, realizada durante su estancia en Bilbao en mayo de 1941, hace 75 años. Saludos, fotos y mucha alegría, alrededor de una sencilla invitación.

San Sebastián

El viernes, 1 de julio, en plenas celebraciones de la “Capitalidad” donostiarra y con esplendente sol, un regalo muy especial en estas tierras del norte, recibimos en San Sebastián la visita de Maite Uribe. En Bengoetxe, nuestro lugar de encuentro, nos reunimos los miembros de la ciudad, AP y ACIT, con mucha alegría y gratitud por esa tarde dedicada a la ciudad.

En un primer momento y tras pedir la fe de Poveda: “Creí por eso hablé”, presentamos brevemente el qué y el cómo de nuestra realidad de misión: Intered, apuesta desde Donostia por la justicia concretada este año en la promoción de la pedagogía de los cuidados y la defensa de los derechos de la mujer; Kometa, nuestro proyecto de formación en valores a través del juego cooperativo; y luego, las muchas pequeñas apuestas individuales que es el aporte de cada una a la construcción de una sociedad más humana, más justa, más fraterna: trabajo con emigrantes, atención a familiares y personas necesitadas, refuerzo escolar, colaboraciones en Cáritas, apoyo sicológico, alfabetización de extranjeros…

Maite nos recuerda que la misión cobra su fuerza y eficacia en el “ser”. Desde ahí siempre hay misión en acción, vida que se comunica. Nos comparte el proceso y situación del proyecto de Cuba y aprovecha su desarrollo como ejemplo y estímulo a identificar nuevos proyectos, nuevas formas de asociación, nuevos impulsos al carisma que ayuden a otros a encontrar su identidad, su dimensión espiritual y su pertenencia a algo que cobra significado y sentido en medio de una sociedad tan cambiante.

Al final de la tarde, ya con el grupo AP, Maite da algunas orientaciones sobre preguntas e inquietudes que han ido surgiendo en nuestro caminar institucional.

Nos recuerda que la realidad social, eclesial y nuestra propia realidad de número y edades, de “crisis” económica, nos determinan. ¿Cómo vivir este momento? Con lucidez y serenidad, planificando, preparando los traspasos, formando colaboradores que mantengan la identidad del carisma, fortaleciendo y cualificando las presencias, distribuyendo fuerzas, reubicando tareas, fieles cada vez más al proyecto de Jesús, al carisma recibido y a los compromisos adquiridos.

La construcción del Reino de Dios en la historia, los valores del Reino y nuestra mediación que es la educación, son los elementos y las claves que tienen que estar siempre presentes en nuestra vida y en nuestra acción, aunque puedan tener distintos aterrizajes.

Hoy más que nunca, en un mundo en constante cambio, nos llegan, urgente y con exigencia, los reclamos de la misión IT. Pocos bien articulados, con un perfil definido, pueden llegar a mucho y dar un aporte específico.

Santander

El sábado 2 de julio tuvo lugar el encuentro programado en Santander para las personas de la Asociación Primaria, tal y como la Directora de Sector, Ana García Aguado, nos anunciaba en su carta del 15 de diciembre pasado.

Asistieron un grupo numeroso de personas del Ámbito 2, así como alguna de otros lugares. Tuvo lugar en un espacio del Centro de Educación Castroverde, de 11 a 14 h. con el contenido que la Directora General ha determinado para estos encuentros. Acompañando a Maite en la Mesa, Ana García Aguado, y la Directora del Ámbito 2, Marisol Fernández.

Se distribuyó en dos partes con breve descanso intermedio y un diálogo final, rico en expresiones de agradecimiento por la sencillez, claridad y valentía de la exposición, por parte de los asistentes. Y entre los muchos deseos expresados, “tener la cabeza y el corazón en el momento presente”, “generar espacios para aprendizajes relacionales”, buscar formas que nos lleven a “la fraternidad como punto de llegada”, revisar la organización para no perder logros ya conseguidos… Nos llevamos muchos “deberes” para hacer camino personal y comunitario. Terminamos con una comida fraterna servida por el catering del Colegio Castroverde.

Al finalizar el almuerzo emprendieron viaje de regreso a sus ciudades los miembros AP que se habían desplazado para la reunión. Sin embargo, en Santander la jornada siguió por la tarde, -oportunidad de la que ya habían disfrutado Bilbao y San Sebastián-, con otro encuentro de Maite con miembros IT y colaboradores.

A las 6,30 de la tarde se celebró una Eucaristía a la que habían sido invitados todos los miembros de la Unidad Asociativa de Cantabria, la Comunidad Educativa del Centro Castroverde, un grupo de Antiguas y Antiguos Alumnos, los chicos y chicas de Acit Joven, colaboradores de Intered, y familiares y amigos. El espacio del Centro Castroverde que nos acogía, estaba repleto.

La Eucaristía fue del domingo XIV del tiempo ordinario. Comenzamos cantando: “este lugar es tierra sagrada”. En la comunión pedimos: “Dime cómo ser pan” y nos despedimos con la “Salve Marinera”, dedicada a la Virgen del Mar, patrona de la ciudad.

En el ofertorio se presentaron algunas actividades de misión, de los miembros de la Unidad Asociativa y de los demás grupos allí presentes, con apoyo audiovisual.

Al final del acto, Maite dirigió un saludo lleno de afecto y gratitud a todos en el que quedó claro que todos formamos la Institución Teresiana y tenemos un gran quehacer mirando al futuro.

Ya tarde, pasamos a otro espacio donde estaban bellamente preparados unos entremeses variados y unas bebidas frías. Largo rato de saludos, encuentros y charlas amistosas.

Un “bullir” de vida que quedó flotando en el ambiente…

Renovar el compromiso

Sin duda ha sido una experiencia que, como el mar cuando baña nuestras costas, remueve, revitaliza y deja sus huellas. Huellas que han dejado preguntas que flotan en el “aire” de este espacio tranquilo de verano y que nos hablan de qué o quién habita nuestros corazones , de escuchar las preguntas que nos llegan de nuestro entorno para actualizar nuestras respuestas, del reto de articularnos más y mejor…, en definitiva de “renovar”, con todo el significado de esta palabra, nuestro compromiso de intentar hacer de este mundo una casa acogedora para todos a través de la mediación de la Institución que se nos abre con nuevas posibilidades y llamadas.

Tomado de las crónicas realizadas por: Mª Pilar Díaz, Blanca López y Ana Mª Pacheco.